La competencia no siempre hace que las cosas se hagan mejor

OSBI
lunes, 13 de abril de 2009

Dos proveedores de Business Intelligence que no apuestan por la innovación

A pesar de que -como ya dije- no me gustó el fondo del manifiesto de GNU, encontré una reflexión con la que estoy totalmente deacuerdo y que ayuda a explicar la historia y la situación actual del mundo BI.

"El paradigma de la competencia es una carrera: al premiar al ganador, estamos alentando a todos a correr más rápido. Cuando el capitalismo realmente trabaja de esta manera, hace un buen trabajo; pero sus partidarios están equivocados al asumir que siempre funciona así. Si los corredores olvidan por qué se otorga el premio y se enfocan en ganar sin importar cómo, pueden encontrar otras estrategias --tal como atacar a los otros corredores. Si los corredores se enredan en un pelea a puñetazos, todos llegarán tarde a la meta."

En el marcado de software en general, y en el Business Intelligence en particular, hace tiempo que la innovación y las prestaciones dejaron de ser el primer motor de las empresas. Ahora se prefiere destruir al adversario, ya sea comprándolo, denunciándolo, o poniendo trabas tecnológicas o comerciales que impidan la cooperación entre sistemas. Cualquiera de estos tres temas es suficientemente interesante para merecer un artículo independiente, o incluso un blog independiente... De todos modos, aprovecho el momento para hacer una breve pincelada de cada uno de ellos:

  • El tema de las compras puede tener su lógica empresarial, por lo que no soy especialmente crítico con ellas. De todos modos, pienso que en estos movimientos se busca fundamentalmente comprar clientes, y que reportaran escasos o nulos beneficios reales para los clientes y para el resto de actores del sector (consultoras, etc.).
  • El tema de las patentes es el más sangrante. Las oficinas de patentes tienen sus ingresos a partir del número de patentes que realizan, y no han tenido inconveniente en patentar cosas tan absurdas como la "compra mediante un click", o la "capa semántica" de BO... Se han gastado millones en abogados, recursos y pleitos entre las diferentes compañías... y se ha llegado a la situación donde ningun fábricante podría desarrollar nada, porque todos dependen de las patentes de los demás. Literalmente, es imposible programar nada mínimamente innovador sin violar alguna patente americana. Los fabricantes han identificado las patentes como una arma adicional de obtener ingresos, por lo que los equipos de I+D parecen estar compuestos por ejércitos de abogados y juristas tratando de patentar cualquier nimiedad. Lo que debería se un método de protección de la "propiedad intelectual" se ha convertido en un elemento más de "competencia". He ahí la perversión del sistema.
  • Los ejemplos paradigmáticos de barreras tecnológicas son las protagonizadas por Microsoft sobre los sistemas operativos y los navegadores Web. Ya se ha escrito mucho sobre el tema. En el mundo BI, algo equivalente lo tenemos con los metamodelos de cada herramienta. Se trata de metamodelos cerrados que sólo se comunican con sus propios productos. Esto provoca que sea difícil y caro trabajar con distintos proveedores, y obliga en muchas ocasiones a seguir con el mismo fabricante debido a inasumibles costes de migración (en lugar de por sus ventajas funcionales, como debería ser).

En este entorno, las soluciones Open Source suponen una bocanada de aire fresco.

Un saludo,

Bi fácil