Si le dejas el Excel a un usuario de negocio, pasa lo que pasa

Mercado
lunes, 14 de febrero de 2011

En el anterior artículo hablaba de la triste y cruda realidad del Business Intelligence. Según el reciente informe de Gartner (2011 Q1), las suite de Business Intelligence de los proveedores líderes son complejas, caras, y presentan importantes deficiencias en cuanto a rendimiento y usabilidad.

El eje vertical del cuadrante mágico (ability to execute) mide la capacidad de cada proveedor para ofrecer soluciones de éxito al mercado. Este indicador valora, sobretodo, esto cuatro aspectos:

  • Producto/Servicio (funcionalidades, calidad del software, robustez, etc.)
  • Precio
  • Experiencia de cliente (soporte, experiencia de usuario)
  • Viabilidad (capacidad financiera y estratégica para seguir invirtiendo en el producto)

Los resultados concretos de cada criterio de evaluación no están disponibles (se ha de pagar, creo), pero el resultado ponderado en el cuadrante mágico es éste:

Ránking de proveedores Business Intelligence (Ability to excecute, Gartner 2011)

De entrada, los resultados parecen sorprendentes: Microsoft lidera la clasificación, y SAP Business Objects ocupa la última posición entre los líderes, a gran distancia de todos los demás.

Seguro que el precio y la experiencia de usuario han disparado la clasificación de Microsoft. Todos los usuarios están encantados con Microsoft Excel. Y el soporte de Microsoft es el mejor posible: Nunca se ha de llamar al soporte técnico porque todo funciona. El Excel nunca se cuelga, y si existen problemas de rendimiento asumimos que se trata de la impericia del usuario...

El TCO es espectacular: Una hoja Excel realizada en 1990 la podríamos abrir con la última versión y seguir trabajando con ella (como si en estos últimos 20 años no hubiera pasado nada). Ningún otro proveedor puede decir lo mismo. Ni lo mismo, ni nada parecido (probablemente el informe que realices hoy con Business Objects no lo podrás abrir –tal cual- con la versión que anuncian para el próximo 23 de febrero...y deberás gastarte medio presupuesto para “integrarlo/migrarlo/adaptarlo”).

Como profesional del Business Intelligence, sin embargo, debo afirmar rotundamente que la suite de Microsoft también tiene muchas deficiencias. Para empezar, no existe propiamente un “software de BI de Microsoft”... La suite de Microsoft consiste en la combinación de tres herramientas distintas: Sharepoint, SQL Server y Excel.

Y cada uno de estos productos tiene un ciclo de desarrollo independiente, donde el Business Intelligence nunca es la pieza fundamental. Cuando diseñan el roadmap de Sharepoint, no piensan en BI en primer lugar... y cuando preparan las futuras versiones de SQL Server o Excel... tampoco. Tanto es así que todavía no tienen una capa semántica, que es una de las principales fortalezas que ofrece –MUST HAVE- una verdadera suite de Business Intelligence.

Si la empresa ya tiene Sharepoint y SQL Server (asumo que el Excel sí que lo tiene todo el mundo), es posible que pueda aprovechar las características de BI de Microsoft, y ahorrarse una multimillonaria inversión en otro producto... Sin embargo, si no se tiene Sharepoint ni SQL Server, es complicado justificar su adquisición sólo por sus funcionalidades BI.

Hoy en día, los entornos empresarias son tecnológicamente heterogéneos. ¿De qué manera puede ayudarme Microsoft si quiero tener mi datawarehouse en Oracle o Teradata, por ejemplo?

Por estos motivos, diga lo que diga Gartner, me seguiré olvidando de Microsoft cada vez que tenga que enumerar a los proveedores de BI. Microsoft no tiene una herramienta pensada en el usuario de negocio. Microsoft Business Intelligencees la combinación de unas excelentes herramientas enfocadas a desarrolladores y técnicos (e incluyo aquí al Excel), pero si se las dejas a un usuario que sólo necesita acceder a la información corporativa y analizarla, pasa lo que pasa...

Dos usuarios de negocio tipo de una empresa tipo trabajando con Microsoft Excel