Datos, información y conocimiento

DSS
martes, 5 de enero de 2010

Sabemos que la materia prima que utilizan los sistemas DSS para la toma de decisiones son los "datos". Sin embargo, no es suficiente. Es necesario aplicar BI. De hecho, muchas veces, para explicar lo que es Business Intelligence se recurre a describir la transformación que sufren los datos brutos hasta convertirse en conocimiento útil.

Es habitual describir los significados de las palabras "dato", "información" y "conocimiento" para evidenciar que es necesario un proceso de transformación de uno a otro, y que mediante estas transformaciones la información numérica va ganando valor (dinero). Y eso es precisamente el Business Intelligence, el uso de nuevas tecnologías para automatizar la transformación del dato en conocimiento útil para la gestión empresarial.

He encontrado un interesante blog que recurre precisamente a este concepto para definir Business Intelligence. Según esta aproximación, el "valor 5000" es sólo un dato, y cuando lo contextualizamos y decimos que son "5000 euros vendidos durante un mes" lo hemos transformado en información, y se convierte finalmente en conocimiento cuando lo comparamos con los meses anteriores, y con la evolución de otros productos y mercados, y nos sirve para mejorar nuestro negocio de alguna manera.

Denominamos BI a la utilización de las nuevas tecnologías para automatizar el paso del dato a información y de la información a conocimiento.

Sin duda, se trata de una visión interesante, aunque la distinción entre dato e información me parece un poco artificiosa. En la vida real, las palabras "dato" e "información" se pueden usar indistintamente, y así lo hago yo mismo habitualmente en este blog (para evitar reiteraciones de una misma palabra, por ejemplo).

La misma idea subyace al hablar del "ciclo de vida de la información", aunque en este caso se enfatiza el hecho de que las acciones que ejecutamos a partir del conocimiento obtenido, proporcionan nuevos datos, que son susceptibles de volverse a analizar, para obtener nueva información y nuevo conocimiento. Se trata del "ciclo virtuoso" del Business Intelligence:

Las técnicas Business Intelligence permiten convertir los datos en conocimiento, y si se hace de forma sistemática supone un gran valor para las empresas.

En el mercado actual, las empresas necesitan sacar ventaja de la información que mantienen. Cualquier empresa que pretenda lograr la excelencia y que quiera alcanzar los niveles adecuados de competencia, necesita convertir los datos en conocimiento, analizando y utilizando la información para apoyar la toma de decisiones y la definición de estrategias de negocio, que le permitan diferenciarse de la competencia y, en suma, alcanzar el éxito.