Usabilidad en el Business Intelligence

Usabilidad
martes, 14 de julio de 2009

Ocurre en todas las empresas: Independientemente de que trabajen con Business Objects, Microstrategy, Cognos o Microsoft, sólo los usuarios más expertos pueden sacar todo el provecho de la información, mientras que los demás se tienen que conformar con acceder a la información desde la herramienta BI corporativa, y exportarla en Excel. ¡Viva los spreadmarts!

Ejemplo cafetero de anti-usabilidad. Pues algunas herramientas Business Intelligence funcionan igual.

Me ha gustado leer el siguiente comentario de Alfonso Royo, director de BI de IBM Cognos:

Aprovechar el potencial de sus datos sigue siendo una de las asignaturas pendientes para muchas empresas, a pesar de las fuertes inversiones realizadas en los últimos años para modernizar sus sistemas de Tecnologías de la Información (TI). Los enfoques más simples suelen ser el camino más corto hacia el éxito. En la última década, los ejemplos de productos tecnológicos sencillos que han alcanzado una enorme difusión entre los usuarios son numerosos.

La búsqueda por internet, el iPod o la mensajería instantánea, por ejemplo, demuestran el poder de la usabilidad, sin perder las funcionalidades sofisticadas que demandan los usuarios para ver, oír o experimentar los diferentes contenidos. Este mismo enfoque, combinando sofisticación y sencillez, puede aplicarse al despliegue de soluciones de business intelligence (BI) y gestión del rendimiento.

Es una visión que comparto completamente. A pesar de todas las promesas, los índices de usabilidad de las herramientas Business Intelligence dejan mucho que desear.

No comporto la solución, sin embargo. En lugar de simplificar lo que tienen, están sacando nuevos productos o creando nuevos interfaces. ¿Realmente la prioridad es el acceso desde un dispositivo móbil? ¿Realmente son estos los requerimientos prioritarios de las empresas? ¿Es imprescindible que reporting y dasboarding tengan dos front-ends completamente diferentes?

En el citado artículo, Alfonso Royo habla de “interfaces basadas en roles”, y entiendo que eso quiere decir que cada usuario tendrá un interfaz diferente según sus necesidades y su perfil... No me gusta la idea. ¿Por qué no pueden todos los usuarios tener un interfaz amigable y potente? (nota mental: La peor parte, como de costumbre, se la llevarán los técnicos).

Desde mi punto de vista, la referencia deberían ser el iPod, las herramientas ofimáticas, o las comunidades online (Messenger, Facebook, Blogger, ...). Todas estas herramientas han ganado en usabilidad y funcionalidad al mismo tiempo (y sin duplicar o triplicar los interfaces). ¿Pensáis que esto es posible en el mundo Business Intelligence?