Paradojas de las aplicaciones web

Usabilidad
viernes, 20 de agosto de 2010

Nos encontramos en la época post-HTML, donde las apps y la nube deben converger para ofrecer una máxima accesibilidad y usabilidad, también en los sistemas Business Intelligence.

Internet ya lo ha cambiado todo... Ahora lo que cambia son las aplicaciones que ejecutamos en la web. Existen muchas tendencias que están definiendo lo que será el internet del futuro. En este sentido, tenemos el cloud computing, las aplicaciones ricas, y las aplicaciones móviles... Para entender la profundidad de este cambio, es necesario recordar de dónde venimos...

Hace no mucho, pongamos 10 o 15 años, decíamos que la tecnología web aportaba una accesibilidad que las aplicaciones de escritorio (desktop) no podían ofrecer. Con ello queríamos decir que una aplicación web (HTML y Javascript, en definitiva) podía utilizarse desde cualquier sistema operativo y en cualquier dispositivo. Es decir, si nuestras aplicaciones de Business Intelligence fuesen web (en aquella época la norma eran las aplicaciones de escritorio), podríamos acceder a ellas desde un UNIX, Mac o Windows, y por supuesto podríamos utilizar cualquier explorador... incluso podríamos acceder a nuestros informes corporativos desde nuestra palm, nuestra blackberry, o desde cualquier otro dispositivo imaginable (...no sé si la palabra dispositivo se refería a una nevera con conexión a internet o algo así...).

Sabíamos que la apuesta por el HTML suponía un retroceso en términos de usabilidad y velocidad. ¿Os acordáis de Web Intelligence 2.5, por ejemplo? ¿Os acordáis de las primeras versiones de Microstrategy Web? ¿O de Cognos Report Net? ¡La comparación con sus equivalentes desktop era sonrojante! En cualquier caso, no había duda que el futuro era la web, y ése era un camino que teníamos que recorrer...

Han pasado más de 10 años y, finalmente, hemos podido reproducir en la web la funcionalidad que ya teníamos en las aplicaciones de escritorio. En algunos casos, no ha sido suficiente el DHTML (javascript+html), y hemos necesitado la máquina virtual de java u otros complementos... La JVM ha ocasionado no pocos problemas e incompatibilidades... También hemos tenido que admitir que las versiones avanzadas, o la aplicación del diseñador, sean aplicaciones desktop que corren sobre entornos Windows... Pero, bueno, lo hemos conseguido, ya tenemos aplicaciones Business Intelligence 100% web... ¿Hemos alcanzado los objetivos que prometíamos? Mmm, no exactamente...y aquí está la paradoja...

Las principales suites de BI utilizan tecnología HTML para sus productos, y corren casi exclusivamente sobre Windows (que es el estándar en entornos corporativos)... En otros dispositivos, el HTML ya no es sexy... Lo cool son ahora lenguajes y tecnologías propietarias que aprovechan al máximo el hardware de nuestras palms (bueno, ahora les llamamos iPhone o smartphones)... Paradójicamente, las aplicaciones de nuestros teléfonos son más usables, vistosas e impactantes que las aplicaciones HTML que ejecutamos desde nuestros potentes PC (con unos gigas y mHz inimaginables hace unos años...).

Estoy convencido que esto cambiará. Los nativos digitales humanizarán la tecnología. Cambiarán las aplicaciones que ejecutamos en el ámbito personal (ya están cambiando), y cambiarán los aplicaciones con las que interactuamos en el entorno corporativo. Ahora, el usuario exige una mejor experiencia, y un nivel de usabilidad que el HTML, sencillamente, no puede ofrecer. Mejor si es con una tecnología abierta e interoperable, por supuesto, pero eso no puede ser suponer un freno a la potencia y amigabilidad de nuestras aplicaciones empresariales...