Scrum y Business Intelligence (1)

Definiciones
lunes, 31 de mayo de 2010

Hace unos días decía que el Scrum era una metodología para el desarrollo de software. Esa definición no es exacta. Scrum se define como una metodología ágil para el desarrollo de proyectos (de todo tipo de proyectos). Sin embargo, sí que es cierto que donde más se ha utilizado, y donde tiene más éxito, es en el desarrollo de software.

Sin entrar ahora en los detalles metodológicos, sus dos características más destacables son:

  • Se acepta de entrada que los requerimientos son por definición cambiantes, y por lo tanto se evitan muchas discusiones estériles. ¡Los usuarios pueden cambiar de idea sobre lo que quieren y necesitan!. Punto. Se acabó la discusión.
  • Entrega frecuente y progresiva de resultados, por lo que en todo momento se tiene una visión clara de la evolución del proyecto.

Esta metodología se emplea en entornos que trabajan con requisitos inestables y que requieren rapidez y flexibilidad (situaciones frecuentes en el desarrollo de software... y en los proyectos de BI).

Los proyectos de Business Intelligence no son propiamente "proyectos de desarrollo de software". Las aplicaciones de BI son las que son, y los proyectos suelen consistir en analizar las necesidades de los usuarios, y configurar las aplicaciones y los informes para cubrir esas necesidades. En un proyecto de BI, no se crea software, se crean "cubos", "pantallas", "informes", "indicadores", "dimensiones"... y toda una manera nueva de trabajar con la información. ¿Es aplicable la metodología de Scrum en los proyectos de Business Intelligence? Sí, un rotundísimo sí.

Lamentablemente, siguen abundando los proyectos de BI que se planifican con las clásicas fases de análisis, diseño, desarrollo, pruebas, y paso a producción (y a cruzar los dedos). Lo habitual es repartir arbitrariamente estas fases entre los meses que pensamos que el cliente está dispuesto a pagar. La realidad es que nunca se cumplen esas planificaciones, y que todo el mundo sabe y asume que no se cumplirán los plazos fijados.

Me estoy acercando peligrosamente al límite de las 400 palabras por artículo, por lo que temo que pueda estar perdiendo lectores a cada frase. Como aún tengo cosas que decir, dejaré para mañana la explicación de la metodología Scrum...

Para lo que quieran más, os dejo una divertida presentación que explica muy bien los problemas habituales que se encuentran los desarrolladores de software (perfectamente extrapolables a los implantadores BI), y la solución con Scrum...