Las ecuaciones fundamentales del Business Intelligence

Definiciones
domingo, 7 de junio de 2009

En el mercado de las soluciones BI existen tres tipos de aplicaciones principales:

  • Reporting
  • Análisis OLAP
  • Cuadros de mando

Existe cierta confusión entre estos conceptos, y en demasiadas ocasiones los "expertos" tenemos dificultades en explicar qué solución necesita la empresa cliente y por qué. Los requerimientos suelen ser similares... Todos los usuarios quieren acceder a la información corporativa, de una manera rápida y sencilla, y por supuesto con datos fiables, exactos y actualizados. La respuesta del "experto" es siempre la misma:

"Usted necesita una herramienta de Business Intelligence"

"Sí, ¿Pero cuál?"

Para responder a esta pregunta, intentaré explicar las características fundamentales de estos tres tipos de soluciones.

  • Reporting: Los informes que se generan son básicamente estáticos, y su mayor dinamismo suele ser la existencia de “filtros dinámicos”, que permiten ejecutar el informe de manera parametrizada. El usuario avanzado tiene capacidad de realizar informes ad-hoc. Otra característica fundamental es la posibilidad de incluir varias tablas o gráficos, es decir, el informe tiene distintos “bloques de información”.
  • Análisis OLAP: Son las tablas dinámicas de Excel de toda la vida, que han evolucionado hasta convertirse en “cubos”. Tanto las tablas dinámicas como los cubos proporcionan una manera muy fácil y dinámica de navegar por la información. Invariablemente, estas soluciones sólo permiten navegar por un único “bloque de información” (tabla o gráfico). El usuario tiene total autonomía para navegar libremente por el cubo.
  • Cuadros de mando. Se trata de unos informes predefinidos, y muy visuales, con los que cualquier persona (habitualmente cargos con responsabilidad) puede hacer el seguimiento de los indicadores de su interés sin ningún tipo de conocimiento técnico. Actualmente, el desarrollo de estos cuadros de mando es costoso, se requieren conocimientos técnicos, y es necesario un importante análisis funcional para definir la navegabilidad deseada. Son, por lo tanto, informes dinámicos, pero predefinidos.

Teniendo en cuenta estas consideraciones, es fácil ver las diferencias entre los diferentes productos (y entre las diferentes necesidades de los usuarios), y permite entender el confuso catálogo de productos que ofrecen todos los fabricantes de software. Estas reflexiones se pueden formular con las tres ecuaciones fundamentales del Business Intelligence del s.XX:

  • Reporting = Informe estático
  • Análisis OLAP = Tabla dinámica
  • Cuadro de mando = Informe dinámico predefinido

Este enfoque me gusta porque permite explicar muchas cosas del mundo actual, pero deja demasiadas preguntas sin respuesta:

  • ¿Por qué un informe no puede ser tan dinámico y visual cómo un cuadro de mando?
  • ¿Por qué no puedo navagar por varias tablas dinámicas simultáneamente?
  • ¿Por qué el jefe no puede crear su propio cuadro de mando?
  • ¿Por qué seguimos utilizando masivamente el Excel cuando llevamos 15 años tratando de sustituirlo con inversiones en BI?

El futuro pasa sin duda por la unificación de estas tres fuerzas en una única ecuación fundamental del Business Intelligence. Esta unificación, en mi opinión, y teniendo en cuenta la situación en el mercado Business Intelligence 2009, sólo puede venir de fuera de los agentes principales del mercado.